TIPS PARA ENTENDER UN PyG, Gaudium Asesores

Cualquier emprendedor necesita poseer unas nociones mínimas que le ayuden en el análisis para la adecuada toma de decisiones sobre recorte de costes, inversión, necesidad de financiación, etc. Decisiones que, en parte dependerán de la situación que se obtenga después de realizar el estudio de la Cuenta de Resultados y de los Balances.

Como muchos sabéis en Gaudium Asesores somos expertos en el asesoramiento personalizado de Pymes y autónomos. Muchas veces en las reuniones que mantenemos detectamos que toda la información facilitada puede resultar un poco abrumadora. Por ello, vamos a ofreceros una pequeña y sencilla explicación sobre la Cuenta de Pérdidas y Ganancias (PyG a partir de ahora), el cual forma parte de las cuentas anuales, para que os sirva de orientación.

 

¿Qué es el PyG?

La Cuenta de Resultados o Cuenta de PyG muestra el estado económico de la empresa durante un ejercicio contable. En él vienen reflejados todos los ingresos y gastos durante dicho ejercicio, obteniendo un resultado final positivo o negativo, y mostrándonos si la empresa ha tenido beneficios o perdidas.

Teniendo en cuenta el tipo de empresa y el sector en el que opera, según tus competencias y la propia naturaleza de tu negocio, la elaboración y análisis de la Cuenta de Resultados puede ser más o menos compleja, en algunos casos es necesaria la intervención de un experto contable para tener todos los datos que necesitas en orden y actualizados.

 

¿Cómo se divide el PyG?

El PyG se divide principalmente en cuatro partes:

– Resultado de la explotación

– Resultado financiero

– Resultado antes de impuestos

– Resultado del ejercicio

A continuación os detallamos cada una de ellas para una mejor comprensión:

 

Resultado de la explotación

El resultado de la explotación es el resumen de la actividad principal de la empresa, en él se reflejan las ventas, las variaciones de existencias, los gastos relacionados con la actividad (compras, gastos de personal, otros gastos de explotación, etc.) y las amortizaciones.

Es importante que dichas partidas aparezcan desglosadas por el tipo de ingreso o gasto, para poder una información más veraz de la empresa y su situación.

La diferencia entre ingresos y gastos nos proporciona el resultado de la explotación.

 

Resultado financiero

En le resultado financiero se incluyen todos aquellos ingresos y gastos que no están directamente relacionados con la actividad de la empresa: inversiones financieras, costes de créditos, diferencias de cambio, etc.

 

Resultado antes de impuestos

El resultado antes de impuestos es algo tan sencillo como la suma del resultado de la explotación y el resultado financiero. Lógicamente, el signo +/- de dichos sumandos dependerá del resultado positivo o negativo de ambas partidas.

 

Resultado del ejercicio

En el resultado del ejercicio hemos de tener en cuenta el Impuesto sobre Beneficios (o Impuesto de Sociedades). Sumándoselo (+/-) al resultado antes de impuestos, obtenemos el resultado del ejercicio.

 

¿Cuándo hay que realizarlo?

El PyG forma parte de las cuentas anuales de la empresa, por lo que la obligatoriedad de elaborarlo es sólo una vez al año, al presentar dichas cuentas en el Registro Mercantil.

Es aconsejable consultarlo con cierta periodicidad para hacernos una idea de la situación real de la empresa tal y como os comentábamos al inicio del post.

En definitiva, la Cuenta de Resultados puede ser nuestra gran aliada ya que nos informará de si tenemos beneficios o perdidas y lo más importante, nos indicará las causas del resultado para poder corregir o adecuar nuestro negocio para conseguir nuestros objetivos empresariales.

Os recordamos que para cualquier consulta tenéis a vuestra disposición a todo el equipo de Gaudium Asesores.