¿Cómo gestionar la herencia de un menor?, Gaudium Asesores

Muchas veces nos acordamos de realizar el testamento cuando ya estamos en una edad avanzada, descuidando, en cierto modo, la responsabilidad que podemos llegar a tener cómo padres, en el caso de que tengamos hijos menores.

¿Qué pasa si fallecemos ambos progenitores cuando nuestros hijos aún son menores? ¿Quién dispondrá de la tutela de nuestros hijos? ¿Quién administrará nuestros/sus bienes? ¿O qué pasa si estamos divorciados y no queremos que sea su otro progenitor quien administre sus bienes?

Es muy importante a la hora de redactar testamento, tener en cuenta estas y otras posibles cuestiones personales que dejamos en el olvido.

A la hora de redactar un testamento podremos nombrar a 2 figuras:

  1. Tutor legal de nuestros hijos.
  2. Administrador de bienes.

No tiene por qué ser la misma persona.

El juez salvo excepción motivada tendrá en cuenta la designación por testamento en estos casos, según lo establece el Art. 224 Cc.

Dicho nombramiento debe registrarse en el Registro civil para que el mismo tenga validez suficiente.

Obligaciones del tutor

El tutor debe velar por el bienestar de su tutelado, procurarle alimentos, educarle, procurarle formación. (Art 269 del Código Civil)

Obligaciones del administrador de bienes

El administrador de bienes deberá promover la acertada inversión y cuidado del patrimonio del menor debiendo rendir cuentas anualmente ante el Juez (Art 269.4 del Código Civil)

 

¿Puedo designar un tutor legal de mis hijos en caso de divorcio, aunque el otro cónyuge viva? ¿Puedo designar un administrador de mis bienes?

Se puede designar y siempre se recomienda, pero el nombramiento quedará condicionado a que:

  • El cónyuge se vea impedido por muerte o incapacidad para ejercer la patria potestad sobre sus hijos/as.
  • El Juez valide dicha designación en un procedimiento judicial de constitución de Tutela.

En el caso de divorcio siempre es muy recomendable designar una persona que administre los bienes de nuestros hijos a nuestro fallecimiento, para evitar que el otro progenitor sea quien los administre como representante legal de sus hijos. Como siempre os decimos ante cualquier duda el equipo de Gaudium Asesores estará encantado de atenderte.